¡ESTOY TAN DECEPCIONADO!

Te construyes expectativas y no se cumplen.

Esperas un comportamiento positivo que venga de la parte de los demás, de tus próximos, de tu empresa.

¿Qué pasa cuando estas expectativas no se cumplen? ¡Estas decepcionado!

En este momento es importante como manejas esta decepción.

Puedes dejar que te llene de amargura y te construirás escenarios en tu mente que no te van a llevar a nada bueno.

También puedes decidir enfrentar esta decepción.

Ver hasta dónde tienes razón y cómo puedes, junto con la persona que es la causa de tu decepción, resolver esto.

  • ¿No hablas con tu jefe (persona en causa) y acumulas rencor?
  • ¿Decides enfrentarte a lo que pasa, hablar y clarificar si tenías razón y esperar una respuesta u otra?

Las 2 preguntas anteriores, aunque no parecen tan importantes representan tu futuro inmediato.

Te dicen cómo vas a reaccionar cuando te vas a enfrentar a nuevos retos.

Vas a ser motivado para continuamente mejorar tu trabajo y recoger el agradecimiento de lo demás.

Vas a esconderte en las esquinas con otras personas resentidas con quien vas a compartir escenarios apocalípticos y chismotear.

Este escenario de la decepción tiene tres salidas:

1

La negativa

continúas creyendo que todo el mundo está en tu contra, no hablas para clarificar tus expectativas y sigues llenándote de la decepción que se transforma en estrés, falta de motivación y al final resultará en un cisma entre tu la persona responsable.

2

La positiva

si hablas desde la empatía, explicas asertivamente tu punto de vista, verás que la persona que te ha decepcionado va a hacer esfuerzos para entender, ayudarte a salir del estrés y mantenerte en un rumbo positivo. Juntos vais a construir una fundación que va a permitir: a uno ver cosas justas y al otro seguir estando ilusionado con su trabajo.

3

El escenario ideal

donde se supone que estamos tan en paz con nosotros mismos que en el momento que interviene la decepción nos damos cuenta del error, nuestro o de la otra persona, y también nos permitimos equivocarnos.

Todo esto podemos entenderlo solamente si, cuando se produce el episodio, PARAMOS para romper el hilo de la historia, RESPIRAMOS para cambiar el foco de la mente, MEDITAMOS para entender exactamente qué ha pasado y después, desde la empatía, encontramos la respuesta.
No Comments

Post A Comment