Esta guerra contra el Covid-19 ha despertado en nosotros nuestro instinto de supervivencia Estamos más irascibles, nerviosos y angustiados que nunca. Vivimos con más miedos en nuestras carnes y más incertidumbres...